Cuatro consejos básicos para reducir el uso de plástico

En J-Aulas Abiertas estamos muy concienciados con la reducción del uso de plástico para favorecer una mejor salud del ecosistema. Existe una enorme cantidad de consejos para reducir el uso de plástico, hoy vamos a hablar sobre cuatro elementos básicos a tener en cuenta. Quizá conozcas la mayoría de ellos pero es importante concienciar desde una base sólida y poco a poco os iremos contando más alternativas. 

¿Qué daños causa el uso de plástico en el medioambiente?

Una parte importante para es tener conciencia del gran daño que causa el uso de productos derivados del petróleo. Estamos acostumbrados a convivir de una forma normalizada con gran cantidad de productos compuestos de plástico. Nos han inculcado tanto su uso, que es difícil ver con claridad lo “plastificados” que estamos, por lo que es un proceso lento pero lo estamos consiguiendo. 

En primer lugar es importante saber de qué se compone este material. Se encuentra compuesto mayormente por los siguientes polímeros: polietileno (PE), polipropileno (PP), poliestireno (PS), policloruro de vinilo (PVC)  y poliuretano (PU), aunque existen algunos más. 

Estos polímeros son combinados con químicos como disolventes, estabilizantes, etc. Los productos fabricados con estos elementos liberan sustancias tóxicas que entran en nuestro organismo a través de alimentos envasados, de nuestra piel al usar ciertos cosméticos, y se liberan en el medioambiente cuando comienza su descomposición. Esta intoxicación no solo daña las plantas y la tierra, sino que causa efectos catastróficos en los animales y seres humanos, convirtiéndose en un bucle que tenemos que romper. 

¿Cómo reducir el uso de plástico?

La sociedad está despertando y estamos comenzando a reivindicar un uso de materiales más convenientes para el medioambiente, pero como todo, no es posible lograr una concienciación en poco tiempo ni transformar la sociedad en un día. Por ello, debemos dar pequeños pasos pero bien afianzados para introducir ciertos hábitos de vida hasta hacerlos nuestros, una vez conseguido esto, comenzar con otros hábitos hasta lograr una filosofía de vida lo más respetuosa posible con el medio ambiente.  

1. Consumo de líquidos en recipientes reutilizables

Esta alternativa sea quizá la más conocida, pero a pesar del conocimiento, no todas las personas lo llevan a la práctica. Para reducir el consumo de plástico en el agua que tomamos diariamente, puedes comenzar por comprar garrafas en lugar de botellas junto con dos o tres recipientes de vidrio para rellenar. 

Un dato a destacar: no es necesario que compres los recipientes, ya que en el supermercado podrás encontrar diversos productos como el gazpacho o algunos zumos que se venden envasados en vidrio. De esta forma reciclas el vidrio y no tienes que comprar recipientes nuevos.

Por otro lado, existen diversos métodos para purificar el agua como es el filtro de carbón activo, una de las alternativas más ecológicas. Lo más utilizado es la jarra filtrante aunque estos filtros contienen gran cantidad de plástico y quizá no sea lo más recomendable.

2. Comprar productos a granel

Haciendo honor a nuestros antepasados, comprar a granel se está convirtiendo en una alternativa sostenible bastante de moda. El hecho de comprar productos a granel garantiza una reducción enorme del uso de envases de plástico y otros materiales. Además, la mayoría de negocios con este tipo de venta suelen ser locales, por lo que se incentiva la compra en pequeños comercios, favoreciendo la economía local. 

3. Bolsas reutilizables

Bolsas, bolsos, cestas… lo que pilles por casa está bien, no hace falta que compres una bolsa concreta para hacer la compra. ¿Tienes por casa la típica bolsa vieja que ya no usas para tu vida diaria? Aprovecha y dale una nueva vida reutilizándola para hacer la compra.

4. Decir NO al sobre-envasado

¿Alguna vez has visto un caqui cortado, pelado y envasado en plástico? Esto debe terminar, es recomendable comprar fruta en su estado natural, ya que además de evitar un uso desmedido de plástico, mantiene todas las propiedades beneficiosas para tu salud.

Otras alternativas para reducir el plástico del planeta

Una alternativa muy básica por la que puedes empezar a reducir el plástico en tu vida es disminuir o abandonar el uso de productos desechables como son las cuchillas desechables, el café en cápsulas, los cubiertos de plástico, las pajitas o las bolsitas de infusión. Las infusiones y el café pueden hacerse de forma tradicional y así evitas el uso y consumo de estos materiales tóxicos. 

Por otro lado es importante destacar que los globos son grandes enemigos del medio ambiente, sobre todo los globos de helio que se lanzan al cielo. 

Una alternativa maravillosa para salvar la naturaleza que tenemos más cercana es realizar quedadas para recoger plásticos y residuos contaminantes. Por un lado pasas un día entre amigos y por otro ayudas a que estos entornos se conserven más saludables.

Estas son algunas alternativas que te proponemos para ayudarte si estás pensando reducir el consumo de plástico y/o comprometerte con el entorno, pero hay muchas más que podrás visualizar en diferentes sitios web. Te recomendamos algunos como Vivirsinplástico.com o Cuerpoymente.com.

¡Muchas gracias por leernos, para cualquier duda o comentario estamos disponibles para ti a través de la web y de nuestras redes sociales! 

Instagram: j_aulasabiertas
Facebook: J-Aulas Abiertas

About The Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *